En los momentos complicados, se deben tomar soluciones contundentes, más si lo que está en juego es un tema de emergencia sanitaria grave en la que están en juego vidas humanas y que además puede acarrear consecuencias desastrosas para nuestro negocio.

Una obligación importante, ya sea legal o simplemente moral, que tienen las empresas, es la de garantizar la seguridad y salud de las personas trabajadoras a su servicio y mantener el lugar de trabajo libre de riesgos sanitarios, ya sea de los propios trabajadores de la empresa como de cualquiera de las otras personas que puedan tener acceso a las instalaciones de la empresa o negocio.

Está claro que visto lo visto, no podemos confiar en la responsabilidad individual a la hora del cumplimiento de las medidas importantes y obligatorias que hay que adoptar para limitar en la medida de lo posible, el riesgo de contagio.

En estos tiempos de pandemia, la figura del vigilante de seguridad puede jugar un papel muy importante para hacer que las medidas de seguridad e higiene se cumplan y con ello evitar que nadie pueda denunciar la falta de medidas para el cumplimiento de las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias.

También en muchas ocasiones, cuando el vigilante de seguridad está perfectamente instruido y preparado, se le ha dotado de la equipación adecuada y además se han definido unos protocolos de actuación y seguridad, podría ser si así se ha acordado, que el mismo vigilante de seguridad pueda realizar la toma de temperatura como parte del servicio de control de acceso al establecimiento, empresa, local, etc…

En Grup SVP disponemos de Vigilantes de seguridad privada perfectamente equipados e instruidos para llevar a cabo tanto las labores de vigilancia para el cumplimiento de las normativas como para los controles de acceso con toma de temperatura.

¿Y su empresa? ¿Cómo gestiona el cumplimiento de las normativas Covid-19?

¿Necesita que le informemos  de nuestros servicios y ver en que le podemos ayudar? 

-> Solicite información aquí <-